Una Tarta Decorada es una pasión de la que se ha de disfrutar

He hecho alguna tarta decorada en este mes de mayo, ya sabéis que se celebran muchísimas comuniones todos los años y en esta ocasión dentro de los muchos trabajos a los que me he podido dedicar, ha habido uno, que especialmente, me ha causado una profunda satisfacción. Veréis

Tarta decorada para maría recien hecha

Tarta decorada para maría recien hecha

María, una bellísima jovencita de Valencia, tomaba la comunión y una de sus grandes ilusiones era, el recibir de regalo, esa muñeca tan deseada por tantas niñas, “La Monster High”.

No quiero entrar a discutir si esta muñeca es más guapa o más fea, que con las que a mi me tocaba jugar, cuando yo tenía su edad, el caso es que me pareció la oportunidad redonda, para conseguir superarme y realizar algo que llevaba mucho tiempo deseando, y era, ambientar una tarta decorada de un personaje admirado y deseado por una niña. Bueno, pues este era el momento. Y hablando con su mamá, Laura, que me encargó la tarta del día de su comunión y comentando sobre qué temática iba a ser más adecuada, me manifestó que le hacía una ilusión enorme a la niña, tener esta muñeca., La Monster High…”

Mi idea era construir con pasta de goma de azúcar la figura de la muñeca “Monster High” que tanto le gustaba a María, pero la madre me comento que mejor colocara la muñeca y que se la pudiera quedar a María, conseguiríamos así, dejarle un recuerdo imborrable para siempre con una tarta decorada y personalizada para una clienta muy especial, en un día muy especial.

A si que finalmente llenamos de alegría ese día de recuerdo tan imborrable para su hija.

Y para conseguirlo nos pusimos manos a la obra. Hicimos un delicioso pastel de chocolate
En esta ocasión lo hemos rellenado de una rica crema de queso y confitura de frutos del bosque. Con la misma técnica que utilizamos en el artículo anterior de este Blog, para llegar a un espléndido resultado final. Toda la decoración de la tarta, la hemos hecho, a juego con los colores de esta peculiar muñeca (Rosa intenso y negro).

María no se esperaba, para nada, lo que su madre le tenía preparado.

Tarta decorada de maría envuelta

Tarta decorada de maría envuelta

Cada vez que realizo un trabajo como este, pienso en ese momento mágico que estoy creando, e intento plasmar el sentimiento y el objetivo central de la persona que solicita esa tarta o ese dulce tan especial para ese momento tan especial. Detrás de cada trabajo realizado, hay una historia de amor, que debe ser plasmado y sobre todo respetado para que el momento de verlo, descubrirlo y degustarlo sea tan especial como ha sido para mí, crearlo.

Es un trabajo muy gratificante, que requiere tener alma y corazón. Alma para entender cómo debes llegar al corazón de cada persona y corazón para saber expresar el alma de tu creación.

Solamente pensar en la sonrisa de María, al ver su gran sorpresa, y con mi trabajo, haber aportado mi granito de esfuerzo para ser parte de esa sorpresa, me compensa todos los sinsabores que a veces tiene este trabajo o las dificultades que supone, en multitud de casos, querer ser distinta, diferente, imaginativa y aportar valor a este gran oficio como es la repostería creativa.

María, espero, no que te acuerdes de mi, ni mucho menos, si no que recuerdes y lleves en el corazón este bonito regalo que ha llenado de ilusión muchos momentos tuyos y también, míos.

Éxito asegurado con un pastel de Chocolate

Pastel de chocolate 1

Pastel de chocolate

La tarta de Pastel de chocolate que os voy a presentar ahora es una postre de especialidad fuera de la carta habitual que hacemos en nuestro restaurante IL PICCOLO algunas veces. Desde siempre una tarta de chocolate es uno de las especialidades de repostería que más gusta a todo el mundo y os aseguro que como encontreis una receta que os salga bien, repetiréis una y mil veces por que casi no conozco a nadie que no se atreva ni a probarla. La verdad es que estoy muy orgullosa de esta sencilla receta de Pastel de chocolate, creo que a la vez de sencilla, está buenísima y siempre viene muy bien… darse un caprichito.

Los ingredientes esenciales son 175 gramos de mantequilla  y 175 gramos de azúcar moreno, 3 huevos grandes 125 gramos de harina,  50 gramos de cacao en polvo, 1 cucharadita de levadura en polvo y  2 cucharadas de yogur griego.

La tarta la decidí rellenar con una crema de chocolate hecha con 50 gramos de mantequilla, 75 gramos de azúcar lustre tamizada (aquí tenéis la diferencia entre el azúcar glass, el azúcar lustre y el azúcar pulverizado),   y 25 gramos de cacao en polvo.

Pastel de chocolate 2

pastel de chocolate listo para comer

Vamos a prepara el pastel de chocolate. Calentamos el horno a 180º, ya sabéis que es imprescindible saber como funciona nuestro horno y su fiabilidad, batir la mantequilla con el azúcar hasta que se nos quede hecha una mezcla homogénea, echamos  los huevos de uno en uno, tamizamos la harina con el chocolate y la levadura con un colador lo mas fino posible, incorporamos los ingredientes secos muy poquito a poco a la mezcla de mantequilla y azúcar, y añadimos el delicioso el yogur.

Y al horno Chicas!!! 

Recordad, ponerle papel de horno al molde que vayáis a utilizar, o “mantequillarlo” (untarlo con mantequilla) para que no se os pegue el bizcocho. Al horno, con ello, unos 25 minutos y a esperar…

Pasado el tiempo podemos comprobar, pinchando una palito que utilizamos para las brochetas pero en el centro, si sale limpio, es que ya esta cocido el componente esencial del pastel de chocolate.

En lo que se enfría el bizcocho que hemos horneado, nos ponemos manos a la obra para preparar la deliciosa crema de chocolate que pondremos en su interior. Vamos a colocar la mantequilla, el azúcar y el cacao en un cuenco, y batimos hasta que la mezcla esté esponjosa. Fíjate qué  fácil y sencilla es esta crema, pero queda muy suave y deliciosa al paladar, te lo aseguro.

Pastel de chocolate 3

Una buena ración de este pastel de chocolate

Ya con el bizcocho frío, con un cuchillo de sierra, cortamos la tarta de manera transversal, (como si fuéramos a hacer unos “a modo de” sándwich con el bizcocho) colocamos nuestra crema de chocolate y vamos montando las capas, la decoración puede ser al gusto, yo me he decidido por cubrirla con la misma crema del interior y le he colocado una lluvia de chocolate negro, que podemos encontrar en el cualquier supermercado para decorar tartas.

Como veis el pastel de chocolate es un bizcocho sencillo de hacer, tenemos casi todos los ingredientes en casa de manera habitual y los que nos falten son muy sencillos de encontrar  y sobre todo delicioso para comer.

Disfruta de tu pastel de chocolate

Cupcake de calabaza con chocolate

Igual que cuando nos sobra comida y hacemos croquetas con los restos de otros días, me sobraba calabaza y decidí probar a hacer unos ricos cupcakes de calabaza con cookies de  chocolate.

Aproveché mis tres calabazas a punto de echarse a perder y ya que estaban asadas pensé que sería una buena oportunidad para probar una receta mil veces leída en cientos de blogs pero me apetecía experimentar por mi cuenta cupcake de calabaza con chocolate.

cupcake de calabaza y chocolate

cupcake de calabaza y chocolate

Sería muy bueno que las calabazas estuvieran muy maduras y bien asadas, si no es así aprovecharíamos para asarlas un poquito más y poderles hacer luego puré, triturándolas con una batidora

El resto de ingredientes son:

4 huevos (a ser posible mínimo talla L)

250 gramos de mantequilla

225 gramos de azúcar blanquilla

225 gramos de azúcar moreno

240 gramos de harina

5 cucharaditas de levadura en polvo

Un “pizca” de canela

Calabaza unos 400 gramos sería suficiente

250 gramos de leche (la que tengáis más a mano)

Cookies de chocolate (al gusto) Yo suelo utilizar unas que vende mercadona que apenas se funden con el calor para que el cookie quede entero

Ahora nos vamos a poner manos a la obra

En primer lugar calentamos el horno a 160 grados.

Vamos incorporando al batir los huevos,  el azúcar y la mantequilla hasta que nos quede una masa muy espumosa.  Añadimos la leche poco a poco y la harina junto con la levadura, también la incorporamos tamizándolas para evitar grumos. Se le añade al final poco a poco la calabaza y el resto de ingredientes (la canela y el resto) hasta que quede una masa homogénea.

Ya tenemos nuestra masa preparada de cupcake de calabaza para meter al horno.

Como voy a hacer cupcake de calabaza, he elegido cápsulas de diferentes colores con la intención de hacer una presentación más atractiva a los ojos por que hay que recordar que los ojos nos invitan a comer.

Es bueno poder tener la oportunidad de elegir papel encerado por su interior, para las cápsulas de cupcake de calabaza por que va a tener ventajas,  ya que a la hora de desmoldarlas, no va a presentar problemas ni se nos van a quedar restos pegados.

Es verdad que los cupcake de calabaza, en la mayoría de casos, para su presentación, no se desmoldan, pero las ventajas son principalmente que a la hora de presentar el producto final, el papel encerado, está intacto y su presencia es mucho más atractiva y evita apariencias muy “grasas”.

Para poner la masa preparada en las cápsulas, un truco que a mi me ha servido es, coger como medida estándar, la del saca-bolas de helado.

Antes de poner la masa en las cápsulas, pongo una base de cookies de chocolate, después lo cubro con la masa y luego por arriba vuelvo a rematar con cookies de chocolate.

La sensación final al paladar, nos va a permitir encontrar virutas de chocolate crujiente, por todos los lados, tanto en el interior como en el exterior de nuestros cupcakes de calabaza.

Y al horno, CHICAS!!!

cupcake de calabaza y chocolate 2

cupcake de calabaza y chocolate 2

Horno preparado ya a 160 grados, recordad. Y metemos durante 18 minutos exactos!!!

Es importante que conozcáis vuestro horno, ya que no es lo mismo como calienta un horno de aire que reparte el calor por igual en todas las zonas, que uno de resistencias eléctricas que calientan bien solo por arriba y por abajo, que uno de gas que suele tener otras propiedades.

Pasado el tiempo se verá si ya están o no pero el truco sería pinchar uno con un palillo de madera fino y probar si sale seco o húmedo para comprobar su cocción interior.

Ten cuidado ya que el hecho de que tu veas que la masa de las cupcakes de calabaza ha subido, no siempre va a implicar que la masa esta cocida, pero va a depender de vuestro gusto final al paladar. Hay gente que gusta más del  cupcake de calabaza más cocido, pero el gran problema nos lo vamos a encontrar en el caso de que nos hayamos pasado de cocción, ya que eso ya no va a tener solución, la masa estará muy dura y apelmazada y la sensación va a ser muy distinta.

Sacamos del horno y dejamos enfriar

Y a servir.

Feliz cupcake de calabaza

Hoy queremos enseñaros un postre clásico dentro de la repostería creativa y que en Libertad gastronómica nos encantan, Los Macarons.

macarons de libertad gastronómica

macarons de libertad gastronómica

Los Macarons, es un postre  extraordinario, que se está poniendo de moda en España, es por eso que decidimos antes de  sumergirnos en esta receta, investigar el origen.

Puede parecer, para algunos, que sea francés, por  la cantidad de ciudades, que en Francia, han hecho de los macarons, su gran especialidad. Se  tiene conocimiento de que, en realidad, la receta, tiene su nacimiento en la inigualable Venecia, Italia, durante la época del renacimiento y que su nombre deriva de la palabra “maccherone” (pasta fina). Aunque todos aquellos que defienden su origen francés, se basan en que ya se cocinaban en un monasterio, cerca de la ciudad de Cormery, ya que por aquel entonces se encuentran escritos datados del año 791 D.C. con las recetas de unos macarons muy similares a los que hoy en día se comen. Pero lo que si sabemos seguro, es que allá por el siglo XVII los hicieron, ya muy famosos, una congregación religiosa de monjas de clausura carmelitas residentes en la ciudad de Nancy.

Quien no los conozca, se preguntar  ¿Qué son los macarons?

Os cuento: Los Macarons son un pastelillo redondo, crujiente por fuera y blando por dentro, hecho con una cierta pasta de almendras muy bien trituradas, azúcar y claras de huevo. Se muestran, normalmente, pegaditos de dos en dos, mediante una pasta muy consistente.

Se suelen aromatizar con vainilla, esencia de café, chocolate en polvo, pistachos, avellanas y fresas, esto es lo tradicional, aunque hoy en día está siendo muy corriente que cada una las pastelerías especializadas en este manjar, ensayen e innoven constantemente con muchos aromas y sabores, tanto en la masa del macarons, como en la del relleno de los macarons, por ejemplo, rosas, azahar, canela, azafrán, limón, etc.

Los Ingredientes son:

100 gramos de azúcar glaseado

75 gramos de almendra bien molida

2 claras de huevos grandes, que a temperatura ambiente las trabajaremos mucho mejor

75 gramos de azúcar blanquilla

Un poquito de Vainilla

Para el relleno vamos a utilizar:

200ml de crema espesa pastelera tradicional

5-10 fresas bien grandes

Vamos a Elaborarlo:

Primero mezclaremos las almendras molidas con el azúcar glasé pero bien tamizada. Y lo reservamos a un lado.

En segundo lugar montaremos las claras y cuando empiecen a espumar añadiremos la vainilla y los colorantes comestibles de que dispongamos, a la mezcla; las claras para unos buenos macarons es imprescindible que hayan perdido la máxima humedad posible y esto se consigue dejándolas digamos “envejecer”. Para esto las podemos dejar varios días en la nevera o bien un día en la nevera y unas horas a temperatura ambiente (hay que tener mucho cuidado si es verano, ya sabéis que pasa con los huevos en estas fechas…).  Seguimos montándolas hasta que tengan punto firme, como para merengue.

En tercer lugar, una vez montadas las claras, tendremos que añadir la mezcla anterior de azúcar glasé y almendra. Lo añadiremos en varias tandas y con movimientos lo más envolventes posible. La masa debe quedar muy fluidita para que  no se desparrame al echarla, ya que no debe perder la forma. Se puede probar con un poco en una manga pastelera y sobre un plato. Hay que apoyar la manga totalmente y apretar para formar el círculo, no debería esparcirse y si nos queda algún pico, debemos esperar a que desaparezca a los pocos segundos (este es el punto que debe tener el merengue). Si no tenemos este punto todavía, debemos mover un poco más la mezcla, para que se vuelva un poquito más fluida.

A continuación y una vez que tenemos la mezcla preparada, en una bandeja de horno colocamos una lámina de silicona, (Silpat o parecida) pero es muy importante que sea de silicona, ya que suelen ser más gruesas y no se deforman con el calor, como le pasa al papel de hornear, si no tienes y quieres usar el papel sulfurizado, sujétalo con algo, unas pinzas si tienes a mano es una solución fácil, o bien no pongas masa en toda la bandeja, perderás algo de espacio, pero hacerlos en la zona central, ya que se deforma sobre todo por los bordes.

Luego para hacer los macarons, usaremos una manga y una boquilla lisa de entre 1,5- 2 cm, del número 8 sería lo más correcto para esta sensacional receta de repostería.
Presionamos la boquilla sobre el “Silpat” y apretamos un poquito, soltamos cuando tenemos ya el macarons hecho y que nos deberá quedar de unos 2- 2,5 cm de diámetro, aproximadamente. Así hasta que terminemos con toda la masa.

Una vez formados dejamos reposar esta masa por lo menos una hora, en una temperatura ambiente; es muy importante este punto para que se forme de manera correcta el “pie” del macarons, una vez en el horno. Así la masa, se seca en la superficie y una vez en el horno, la condensación que se crea dentro de la masa, hace que suba, pero como no puede, porque se ha formado una costra, sale por debajo, formando el pie.

Precalentaremos el horno a unos 150º.

Introduciremos la bandeja con la fuente de calor arriba y abajo nivel medio durante 12 minutos. Estos han sido los tiempos y temperaturas más exactas que me han salido en mi caso. Pero, lo mejor es poder comprobar siempre con, al menos, un par de macarons, antes de hacer toda la hornada completa.

Luego los sacamos del horno y los dejamos enfriar completamente en la bandeja a temperatura ambiente.

Debemos, una vez fríos, sacarlos con mucho cuidado de la bandeja, y comprobar que se deben despegar perfectamente y sin ningún tipo de problemas. Y los pasamos a una rejilla mientras nos liamos con la confección del relleno.

Por último, para rellenar los macarons, lo vamos a hacer con una manga pastelera poniendo el relleno en medio. Pondremos la tapa y presionaremos mínimamente, con mucho cuidado porque son tremendamente delicados y se nos pueden romper casi sin imaginarlo!!!

Se te conservarán muy bien en la nevera, e incluso te estarán más ricos, pasados unos días dentro de ella; cuidado al meterlos porque esta masa, no soporta nada bien la humedad, así que será mejor meterlos en bolsas de cierre hermético, de congelar, y luego éstas mismas bolsas en un cacharrito de plástico tipo “Tupper” que por experiencia, os digo que dará el mejor resultado posible, hacedme caso.

En Libertad Gastronómica nos gusta mimar a todos nuestros clientes, por eso ofrecemos en EL Restaurante Il Piccolo como colofón final, estos ricos

cortesía de la casa, junto al te o al café, después de una buena comida.

¿Quieres intentar probarlos a hacer? Si ves que no te aclaras, me mandas un comentario y te ayudo

Elaboración de una tarta de Bizcocho Victoria

 

tarta de bizcocho victoria 1

tarta de bizcocho victoria 1

La tarta de bizcocho VICTORIA es un duslce tradicional inglés. Si os interesa el origen de este bizcocho os puedo decir que recibe el nombre de la reina Victoria de Inglaterra, que tras el fallecimiento de su esposo, el príncipe Alberto en 1861, decidió retirarse de la vida pública durante muchos años. Pasado el duelo por la muerte de su marido, la reina comenzó a dar fiestas en los jardines del palacio donde servían té acompañado de un bizcocho muy esponjoso relleno de mermelada hecha con las frutas de sus jardines. Este bizcocho recibió el nombre de bizcocho Victoria en su honor. Este pasado fin de semana una clienta que vino, de pasar unos días en la capital londinense, nos estuvo hablando de las delicias de esta tarta tan famosa en las islas británicas, y decidimos sacar de nuestro baúl de recetas, esta deliciosa tarta. Aquí os dejamos unas fotos y como no, los ingredientes y la forma de realizar esta delicada y exquisita tarta.

tarta de bizcocho victoria 2

tarta de bizcocho victoria 2

Ingredientes de la Tarta de Bizcocho Victoria

  • 175g de mantequilla ablandada
  • 175g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 175g de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo

Para el Relleno de la Tarta de Bizcocho Victoria

  • 50g de mantequilla  ablandada
  • 100g de azúcar lustre
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 115g de fresas confitadas

 Elaboración de la Tarta de Bizcocho Victoria

1- Pre-calienta el horno a 180º C, engrasa el molde  para que no se pegue al hornear el bizcocho y se pueda des-moldar con facilidad.

2- Bate la mantequilla con el azúcar unos 2 minutos, hasta que blanquee y esté ligeramente esponjosa.

3- Agrega uno a uno los huevos sin dejar de mezclar.

4- Agrega el extracto de vainilla y bate un poco hasta que la masa este bien mezclada.

5- Tamiza la harina y la levadura e incorporarla a la masa.

6- Con una cuchara, incorpora la harina hasta lograr una mezcla ligera.

7- Reparte la mezcla en el molde anteriormente engrasado, alisando la superficie con una espátula.

9-Hornear de 20 a 25 minutos hasta que el bizcocho de nuestra tarta, este dorado y flexible al tacto. (Inserte un palillo en el centro del bizcocho y si sale limpio es que ya está cocinado).

10- Dejar unos minutos en el molde para enfriar y des-moldarlo dándole la vuelta sobre una rejilla.

11- Para el relleno bate la mantequilla, con la azúcar  y el extracto de vainilla, hasta que este cremoso.

12- Con un cuchillo de sierra cortamos  el bizcocho de la tarta, justo por la mitad (horizontalmente, claro) para poder rellenarlo.

13- Primero colocamos la mezcla de mantequilla con una espátula, luego la confitura de fresa y tapamos con la otra mitad de la tarta.

14- Espolvorea la parte superior con azúcar glaseado y sírvelo a tus invitados.

La receta original, se puede consultar tambien en uno de los libros más importantes que se han editado en todo el mundo sobre pastelería y dulces, tartas, bizcochos, decoración de tartas, dulces, repostería creativa y todo este mundo tan apasionante.

Datos

Título: Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados

Autor: Caroline Bretherton

Año de edición: 2012

Formato: Papel – Tapa Dura

Número de páginas: 544 páginas

Idioma: Español

Editorial: Blume

ISBN: 978-84-8076-780-4

Otros datos: con multitud de fotografías que ayudan a realizar vuestra repostería creativa.